Plaga en el mundo antiguo y medieval

Plaga en el mundo antiguo y medieval


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

>

La palabra 'plaga', para definir una epidemia letal, fue acuñada por el médico Galeno (l. 130-210 d. C.) que vivió la peste Antonina (165 - c. 180/190 d. C.), pero la enfermedad se registró mucho antes en relatando la aflicción de la plaga de Atenas (429-426 a. C.) que mató a muchos de los habitantes de la ciudad, incluido el estadista Pericles (l. 495-429 a. C.). Esta epidemia, y algunas de las otras que siguieron, pueden haber sido o no una plaga real, como se definió más tarde; los escritores antiguos tendían a usar el término plaga para cualquier brote generalizado de pestilencia.

Las plagas ciertamente pueden haber existido antes del brote ateniense, y casi con certeza lo hicieron, pero la mayoría de los estudios de la epidemia comienzan con Atenas, ya que es el primero registrado por un testigo ocular y sobreviviente, el historiador Tucídides (l. 460/455 - 399/398). AEC). Las plagas se nombran habitualmente por la persona que las informó, el monarca en el momento del brote, la región afectada, o por un epíteto como en el caso de la Peste Negra.

Artículo original Plaga en el mundo antiguo y medieval
https://www.ancient.eu/article/1528/plague-in-the-ancient--medieval-world/

Más artículos de Joshua J. Mark: https://www.ancient.eu/user/JPryst/

¡Echa un vistazo a Nuestro sitio y todo su increíble trabajo en estos sitios a continuación!

Sitio web: https://www.ancient.eu/

Canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/AncientEU

Gorjeo: https://twitter.com/ahencyclopedia

Instagram: https://www.instagram.com/ahencyclopedia/

Facebook: https://www.facebook.com/ahencyclopedia/

¡Para apoyar el canal, conviértete en un patrocinador y haz que la historia importe!

Patreon: https://www.patreon.com/The_Study_of_Antiquity_and_the_Middle_Ages

Done directamente a PayPal: https://paypal.me/NickBarksdale

¿Disfrutas de la mercancía de la historia? ¡Consulte el enlace de afiliado a SPQR Emporium!
http://spqr-emporium.com?aff=3

* Descargo de responsabilidad, el enlace de arriba es un enlace de afiliado, lo que significa que ganaremos una generosa comisión de su magnífica compra, ¡solo otra forma de ayudar al canal!

¡Únete a nuestra comunidad!

Pagina de Facebook:
https://www.facebook.com/THESTUDYOFANTIQUITYANDTHEMIDDLEAGES/

Gorjeo: https://twitter.com/NickBarksdale

Instagram: https://www.instagram.com/study_of_antiquity_middle_ages/

Grupo de Facebook: https://www.facebook.com/groups/164050034145170/

Virtutes Instrumenti Kevin MacLeod (incompetech.com)
Con licencia de Creative Commons: por licencia Attribution 3.0
http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/


Cometas, presagios y miedo: comprensión de la plaga en la Edad Media

Marilina Cesario trabaja para Queen & # 39s University Belfast. Recibió financiación de la Academia Británica, la Royal Society, Leverhulme Trust y Marie Curie.

Francis Leneghan trabaja para la Universidad de Oxford.

Socios

Queen & # 39s University Belfast proporciona financiación como socio fundador de The Conversation UK.

La Universidad de Oxford proporciona financiación como miembro de The Conversation UK.

The Conversation UK recibe financiación de estas organizaciones

El 30 de agosto de 2019, un cometa de fuera de nuestro sistema solar fue observado por el astrónomo aficionado Gennady Borisov en el observatorio MARGO en Crimea. Esta fue solo la segunda vez que se registró un cometa interestelar. El cometa 19 o C / 2019 Q4, como se lo conoce ahora, hizo su aproximación más cercana al sol el 8 de diciembre de 2019, coincidiendo aproximadamente con los primeros casos humanos registrados de COVID-19.

Si bien sabemos que esto es una mera coincidencia, en la época medieval las autoridades consideraban los fenómenos naturales como los cometas y los eclipses como presagios de desastres naturales, incluidas las plagas.

Uno de los hombres más eruditos de la Alta Edad Media fue el Venerable Beda, un monje anglosajón que vivió en Northumbria a finales del siglo VII y principios del VIII. En el capítulo 25 de su tratado científico, De natura rerum (Sobre la naturaleza de las cosas), describe a los cometas como “estrellas con llamas como cabellos. Nacen de repente, presagiando un cambio de poder real o una plaga o guerras o vientos o calor ”.


Los orígenes asiáticos de la peste negra

La peste negra es considerada una de las pandemias más debilitantes, desastrosas y catastróficas de la historia humana reciente. La enorme magnitud de esta pestilencia y la incapacidad de las poblaciones de Eurasia para resistir su implacable ataque, significó que millones y millones perecieran impotentes.

La enfermedad se llevó tanto a los ricos como a los pobres, los nobles y los mendigos murieron todos de la misma manera violenta. Porque la muerte no distingue entre credo y riqueza y poder. La guadaña corta todo.

Se cree que la Peste Negra en general fue una peste bubónica, uno de los tres tipos de enfermedades altamente infecciosas conocidas simplemente como Plaga . Es causada por una bacteria llamada Yersinia pestis . La peste bubónica fue y es principalmente transmitida por pulgas.

Las bacterias bloquean el tracto digestivo de la pulga y cuando intentan alimentarse de un huésped (es decir, una rata) se ven obligadas a regurgitar, propagando aún más la enfermedad. Estos diminutos insectos infectados infectan así a pequeños animales y roedores, en su mayoría ratas, que pueden propagar aún más la enfermedad a través de las poblaciones humanas, ya sea a través de su picadura o simplemente contaminando las tiendas de alimentos y similares. La plaga también se puede adquirir simplemente por la exposición al fluido corporal que proviene de la descomposición de las criaturas afectadas por la plaga, por lo que incluso la muerte es suficiente para propagar la enfermedad.

Pulga de rata oriental infectada con la bacteria Yersinia pestis que aparece como una masa oscura en el intestino. (7mike5000 / Dominio publico )

Una vez en el torrente sanguíneo, esta bacteria maligna viaja a través del vasos linfáticos y va a ciertos ganglios linfáticos, provocando que se inflamen. Esta hinchazón es el primer y más característico síntoma de la peste. Estos se conocen como bubones y darle a esta pestilencia su nombre: peste bubónica.

Siete días después de haber sido afectado, una persona desarrolla síntomas similares a los de la gripe. La hinchazón ocurre en la ingle, las axilas y el cuello. Sigue fiebre alta, así como escalofríos y malos sentimientos.

Se producen convulsiones y se produce gangrena en los dedos de las manos, los pies, los labios y la nariz. A medida que la enfermedad madura, la persona es víctima de continuos vómitos de sangre, descomposición de la piel, bulbos hinchados necróticos en el cuerpo y una muerte espantosa eventual.

Pero esta plaga que diezmó a Europa se originó en algún lugar mucho más lejano: Asia. Los estudiosos modernos coinciden en su mayoría en que la peste negra se originó en algún lugar del área de China y Mongolia. Durante ese período, los mongoles hicieron la guerra a China, lo que provocó un declive económico generalizado y pobreza. Esto, a su vez, inició una hambruna generalizada, de la cual nació una plaga.

Se cree que el Yersinia pestis y las pulgas que lo transportaban, a través de las ratas, fueron transportadas desde esa región a través de la principal ruta comercial de la Ruta de la Seda, infectando a todas las naciones a lo largo del camino. Finalmente llegó a Crimea, donde las ratas viajaron a Europa continental a través de barcos comerciales.

En particular, un barco de comerciantes genoveses que huyó del puerto de Kaffa en Crimea en 1347, zarpó hacia Sicilia y, cuando llegaron a su destino, estaban completamente afectados por la plaga. Al barco se le negó la entrada y fue expulsado, pero ya era demasiado tarde. La plaga se extendió por Italia, desde Génova y Venecia, hasta Pisa.

Mientras tanto, los barcos a los que se les negó el atraque debido a la peste buscaron otros destinos y llegaron a Marsella. A partir de ahí, las ratas y con ellas la plaga, se extendieron con éxito por Europa, llegando a España y Portugal, y poco después a Inglaterra. Desde allí se extendió por todo el norte de Europa.

En 1349, un solo barco llegó a un puerto noruego, provocando la muerte. Desde allí se extendió por Escandinavia y Alemania, y finalmente llegó al noroeste de Rusia. También entró en Egipto por el Nilo. Su población se redujo casi a la mitad.

Propagación de la peste negra en Europa y el Cercano Oriente desde 1346 hasta 1353. (Flappiefh / CC BY-SA 4.0 )


Medicamentos de la época medieval

La aspirina y el paracetomol no están a la vista en las entrañas de los botiquines medievales, por otro lado ...

Búhos

Para tratar la gota. Uno debe: “Coger un búho y desplumarlo, limpiarlo y abrirlo, limpiarlo y salarlo. Ponlo en una olla nueva y cúbrelo con una piedra y mételo en el horno y déjalo reposar hasta que se queme. Y luego sellar [machacar] con grasa de jabalí y ungir la gota con ella ".

Caracoles

En lugar de una bolsa de guisantes congelados, a menudo se frotaba baba de caracol sobre quemaduras y escaldaduras.

Brionia

Esta planta venenosa contaba con poderosos efectos laxantes.

Theriac

Theriac, la más exótica y buscada de las drogas medievales, contenía más de 70 ingredientes, incluida la carne de víbora. Se creía que era un poderoso antídoto contra los venenos, además de poseer otras propiedades curativas.

Poción de San Pablo

Una cura propuesta para la epilepsia, la catalepsia y los problemas estomacales fue la poción de San Pablo, un brebaje que contiene (entre otras cosas) regaliz, salvia, sauce, rosas, hinojo, canela, jengibre, clavo, sangre de cormorán, mandrágora, sangre de dragón y tres tipos de pimienta.

Sapo seco

La piel rugosa y la naturaleza a menudo venenosa del sapo significaban que a menudo se lo consideraba un antídoto para la plaga de especímenes secos que se colocaban sobre los bubones de la peste.

Sanguijuelas

Se utiliza para extraer "mala sangre", la causa percibida de muchas enfermedades medievales, de un paciente.

Cebolla o puerro

Un tratamiento de confianza para los orzuelos. Cropleek, que puede ser equivalente a la cebolla moderna o el puerro, todavía se debate, se mezcló con hiel de toro y vino, se colocó en un cuenco de latón durante nueve noches y luego se filtró. El paso final fue la aplicación: por la noche, utilizando una pluma.

Saliva de caballo

Una cura recomendada para las mujeres que sufren de una aparente falta de libido.

Miel

Un ingrediente esencial de numerosos remedios médicos medievales, la miel se utilizó para endulzar medicamentos de sabor desagradable, pero también por sus propias propiedades curativas.

Telarañas

Las telarañas a veces se usaban para curar heridas. Su pegajosidad podría ayudar a mantener un corte unido, mientras que sus propiedades antisépticas y antifúngicas naturales combatirían la infección.

Marrubio

Una planta herbácea y parte de la familia de la menta, el marrubio se usaba a menudo para tratar la tos.

Los hospitales no eran el lugar principal para la atención de los médicos y la disponibilidad de sus remedios en la época medieval. Los hospitales eran realmente un último recurso, ya que eran instituciones caritativas que ayudaban a los pobres enfermos que no podían pagar el tratamiento en casa. A menudo seguían una regla monástica y atraían donaciones de cristianos deseosos de realizar buenas obras en beneficio de sus propias almas. Algunos de los hospitales más grandes de ciudades como París, Nuremberg, Roma y Londres atendían a un gran número de pacientes de corta estancia. En los primeros años del siglo XVI, Santa Maria Nuova en Florencia recibió la asombrosa cantidad de 6.500 pacientes por año, lo que representa casi el 10 por ciento de la población urbana de 70.000.

¿Cómo eran los hospitales medievales?

Otros hospitales eran mucho más pequeños, incluidas instituciones especializadas para niños abandonados, ciegos, afectados por el fuego de San Antonio (una enfermedad causada por comer pan de centeno infectado con el hongo cornezuelo de centeno, que provoca dolor, gangrena y confusión mental) y enfermos de lepra. Los hospitales de lepra ofrecían cuidados a largo plazo, ya que en la Edad Media no existía cura para esta enfermedad debilitante y desfigurante. Debido a que la lepra podía progresar lentamente, algunos pacientes estaban lo suficientemente bien como para desempeñar un papel activo en la vida comunitaria.

Las regulaciones del siglo XIV para el hospital de lepra de Enköping en Suecia instruían que aquellos "que son lo suficientemente fuertes y capaces de trabajar deben ayudar ... a traer el heno y cosechar el grano". Otras regulaciones de los hospitales de lepra enfatizaban la necesidad de que hombres y mujeres vivieran separados, ya que la castidad era esencial en estas instituciones monásticas o cuasi-monásticas. Las reglas del hospital de Meaux, al noreste de París, establecían que si un hombre leproso era encontrado por la noche con una mujer, lo pondrían a dieta de pan y agua.

Aunque los hospitales de lepra estaban ubicados fuera de los pueblos y ciudades, permanecían en contacto con la población local y, contrariamente a los estereotipos actuales, hay poca evidencia de que las personas con lepra fueran excluidas o estigmatizadas. Por el contrario, la caridad que apoyó a estas instituciones marcó la inclusión continua de los pacientes en la comunidad cristiana. Las poblaciones judías y musulmanas de Europa también apoyaron a los enfermos dentro de sus comunidades. En Provins, en el norte de Francia, se documenta un hospital de lepra judío en el siglo XIII.

Si bien estar vivo en la Edad Media significaba vulnerabilidad a enfermedades agudas y crónicas que la medicina moderna ahora puede tratar y, a menudo, tener muy poco acceso a médicos y cirujanos, la impresión predominante es que la gente medieval era física y mentalmente resistente y muy conocedora de sus propios problemas. salud. Se brindó mucha experiencia y apoyo médico dentro de la comunidad local, o estaba disponible en casas monásticas cercanas.

Los enfermos mentales, por ejemplo, solían quedarse en casa, con uno de los primeros hospitales psiquiátricos especializados, Saint Mary of Bethlehem en Londres, sólo activo desde finales del siglo XIV. Los pueblos medievales utilizaron recursos naturales, mágicos y celestiales para proteger su salud, y enfrentaron enfermedades y dolencias con determinación, pragmatismo y fe religiosa.

Medicina en el monasterio medieval

El culto religioso pudo haber sido el pilar, pero la experiencia médica fue un feliz efecto secundario

Aunque podemos pensar en los monasterios como centros de devoción religiosa, fueron sitios de atención médica increíblemente importantes en la Edad Media. Como era el caso de la sociedad laica, la atención se centró en mantenerse saludable, con derramamiento de sangre, para mantener en equilibrio los humores corporales, integrados en el calendario monástico. La mayoría de los monasterios tenían su propia enfermería, una enfermería donde los monjes y monjas que se enfermaban podían descansar y recibir tratamiento.

Los enfermos fueron aliviados con remedios que contenían plantas medicinales cultivadas en los jardines de hierbas del monasterio. La mayor parte de la experiencia terapéutica estaba disponible internamente, ya que los monjes y monjas adquirieron amplios conocimientos médicos a través de la lectura de libros de medicina aprendidos, así como a través de la experiencia práctica.

Si bien la mayoría de los manuscritos médicos de los monasterios que se conservan provienen de grandes comunidades como la abadía de Bury Saint Edmunds, la medicina también era importante en las casas más pequeñas. Un pequeño priorato benedictino en West Mersea en Essex poseía un libro muy usado con textos sobre orina y legumbres, junto con notas médicas y recetas.

Los monasterios eran un escenario ideal para las religiosas, la más famosa de las cuales era Hildegard de Bingen, quien fundó su propio convento en Rupertsberg en Alemania, para desarrollar su experiencia médica. Algunas comunidades también ofrecían atención a laicos enfermos o discapacitados que no eran monjes ni monjas.

En el convento de Bondeville en Normandía, Francia, por ejemplo, las mujeres con discapacidades mentales se encontraban entre los residentes en el siglo XIII.

La Dra. Elma Brenner es la especialista medieval de Wellcome Collection. Ella wtambién estaré hablando en Revista de Historia de la BBC Días medievales de vida y muerte en York y Londres: haga clic aquí para obtener más información

ESCUCHA: Elma Brenner aparecerá en un episodio futuro del podcast HistoryExtra


Comentarios

Leí reseñas de que las víctimas de la plaga de BLACK DEATH eran consideradas zombis debido a sus deformidades corporales.

Recuerdo haber visto el clásico de terror The Wolfman y luego la historia actualizada de The Wolfman en lo que respecta a la pantalla grande, eran solo películas, pero, después de leer este artículo, ya no estoy tan seguro.

Creo que la gente de 1370 sabía lo que estaba pasando en su patio trasero que nosotros.

Hablando del mundo antinatural, uno puede preguntarse qué estaba pasando exactamente con la Tierra misma.

1370, es un gran salto desde 1312-1320 con la Mini Edad de Hielo, seguida por la Guerra de los 100 Años y, por supuesto, la Peste Negra en 1347, acabando con cientos y cientos de personas y finalmente los Muertos resucitando de las tumbas en 1370, luego regresando a sus lugares de enterramiento también? ¿Podría haber una respuesta por qué ocurrió esto en Astronomía?

Si es a través de la lógica de la ciencia médica, entonces es posible que estas personas que salían de sus tumbas simplemente estuvieran despertando de Coma. Probablemente provocada por la peste negra, ¿no duró la peste entre 1347 y 1360?

Ahora que dije que la Idea realmente no cuadra conmigo porque parece que la gente está saliendo de sus tumbas en números masivos basados ​​en los escritos de William de Newburgh sobre lo que aparentemente estaba sucediendo al mismo tiempo.

Las circunstancias que tienen lugar parecerían ser obra del archienemigo Satanás. Las creencias espirituales eran bastante altas en esa época, pero si ese es el caso, es un movimiento bastante audaz de su parte anunciarse a sí mismo de esa manera, por supuesto, explicará El Libro de Tobit para mí.

¿Podría ser una respuesta simple a estos momentos terroríficos en el tiempo? Uno realmente sabe por qué sucede esto en este momento de la historia.

También voy a tener que leer un poco más sobre este tema.

Espera, ¿alguien sabe si los hermanos Grimm escribieron sobre este punto de la historia dentro de sus numerosas historias?


Plaga, hambruna y muerte súbita: 10 peligros de la época medieval

Fue una de las épocas más emocionantes, turbulentas y transformadoras de la historia, pero la Edad Media también estuvo plagada de peligros. La historiadora Dra. Katharine Olson revela diez de los mayores riesgos que enfrentan las personas ...

Esta competición se ha cerrado

Publicado: 10 de julio de 2020 a las 4:00 pm

Plaga

La plaga fue una de las mayores asesinas de la Edad Media: tuvo un efecto devastador en la población de Europa en los siglos XIV y XV. También conocida como la peste negra, la plaga (causada por la bacteria llamada Yersinia pestis) fue transportado por pulgas que se encuentran con mayor frecuencia en ratas. Había llegado a Europa en 1348, y miles murieron en lugares que iban desde Italia, Francia y Alemania hasta Escandinavia, Inglaterra, Gales, España y Rusia.

La mortal peste bubónica causó hinchazones supurantes (bubones) en todo el cuerpo. Con la peste septicémica, las víctimas sufrían de una piel oscura que se decoloraba (volviéndose negra) como resultado de las toxinas en el torrente sanguíneo (una de las razones por las que la peste se denominó posteriormente "Peste Negra"). La peste neumónica extremadamente contagiosa podría contraerse simplemente con estornudar o escupir, y hacer que los pulmones de las víctimas se llenen.

La peste negra mató entre un tercio y la mitad de la población de Europa. Los contemporáneos no sabían, por supuesto, qué causó la plaga o cómo evitar contraerla. Buscaron explicaciones para la crisis de la ira de Dios, el pecado humano y los grupos marginados / marginados, especialmente los judíos. Si estaba infectado con la peste bubónica, tenía entre un 70 y un 80 por ciento de probabilidades de morir en la próxima semana. En Inglaterra, de cada cien personas, quizás entre 35 y 40 podrían esperar morir a causa de la plaga.

Como resultado de la plaga, la esperanza de vida a finales del siglo XIV en Florencia era poco menos de 20 años, la mitad de lo que había sido en 1300. Desde mediados del siglo XIV en adelante, miles de personas de toda Europa, desde Londres y París a Gante, Mainz y Siena - murió. Un gran número de ellos eran niños, que eran los más vulnerables a la enfermedad.

Lee mas

Viaje

La gente de la época medieval se enfrentaba a una serie de peligros potenciales cuando viajaba.

Era difícil encontrar un lugar limpio y seguro para dormir a pedido. Los viajeros a menudo tenían que dormir al aire libre; cuando viajaban durante el invierno, corrían el riesgo de morir congelados. Y aunque viajar en grupos proporcionaba cierta seguridad, uno podía ser asaltado o asesinado por extraños, o incluso por compañeros de viaje.

Tampoco se proporcionaba comida y bebida a menos que el viajero hubiera encontrado una posada, un monasterio u otro alojamiento. La intoxicación alimentaria era un riesgo incluso entonces, y si se quedaba sin comida, tenía que buscar, robar o pasar hambre.

Los viajeros medievales también podrían verse atrapados en disputas o guerras locales o regionales, y resultar heridos o encarcelados. La falta de conocimiento de lenguas extranjeras también podría generar problemas de interpretación.

Las enfermedades y las dolencias también pueden ser peligrosas e incluso fatales. Si uno se enfermaba en la carretera, no había garantía de que pudiera recibir un tratamiento médico decente, o incluso alguno.

Escuche: Elma Brenner de la Biblioteca Wellcome examina el estado de la atención médica en la Edad Media y revela algunos remedios inusuales que se ofrecían a personas con lesiones o enfermedades:

Los viajeros también pueden ser víctimas de accidentes. Por ejemplo, existía el riesgo de ahogarse al cruzar ríos; incluso el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Federico I, se ahogó en 1190 al cruzar el río Saleph durante la Tercera Cruzada. También pueden ocurrir accidentes a la llegada: en Roma, durante el jubileo de 1450, se produjo el desastre cuando unas 200 personas de la gran multitud que cruzaba el gran puente de Sant'Angelo cayeron por el borde y se ahogaron.

Si bien era más rápido viajar por mar que por tierra, subirse a un bote presentaba riesgos sustanciales: una tormenta podía significar un desastre, o la navegación podía salir mal, y los barcos de madera medievales utilizados no siempre estaban a la altura de los desafíos del mar. Sin embargo, a finales de la Edad Media, los viajes por mar se estaban volviendo más rápidos y seguros que nunca.

Un viajero promedio en el período medieval podía esperar recorrer entre 15 y 25 millas por día a pie o entre 20 y 30 a caballo, mientras que los barcos de vela podían recorrer entre 75 y 125 millas por día.

Hambruna

El hambre era un peligro muy real para los hombres y mujeres medievales. Enfrentados a la disminución de los suministros de alimentos debido al mal tiempo y las malas cosechas, la gente pasaba hambre o apenas sobrevivía con raciones exiguas como corteza, bayas y maíz inferior y trigo dañado por el mildiú.

Aquellos que comían tan poco sufrían desnutrición y, por lo tanto, eran muy vulnerables a las enfermedades. Si no morían de hambre, a menudo morían como resultado de las epidemias que siguieron a la hambruna. Enfermedades como la tuberculosis, la sudoración, la viruela, la disentería, la fiebre tifoidea, la influenza, las paperas y las infecciones gastrointestinales podían matar y lo hicieron.

La Gran Hambruna de principios del siglo XIV fue particularmente mala: el cambio climático provocó temperaturas mucho más frías que la media en Europa a partir de 1300, la "Pequeña Edad del Hielo". En los siete años entre 1315 y 1322, Europa occidental fue testigo de lluvias increíblemente intensas, de hasta 150 días seguidos.

Los agricultores lucharon por plantar, cultivar y cosechar cultivos. Las escasas cosechas que crecían a menudo estaban enmohecidas y / o eran terriblemente caras. Como resultado, el principal alimento básico, el pan, estaba en peligro. Esto también se produjo al mismo tiempo que un invierno brutalmente frío.

Al menos el 10 por ciento, quizás cerca del 15 por ciento, de las personas en Inglaterra murieron durante este período.

Parto

Hoy en día, con los beneficios de las ecografías, la epidural y la monitorización fetal, el riesgo para la madre y el bebé durante el embarazo y el parto se encuentra en un mínimo histórico. Sin embargo, durante el período medieval, dar a luz era increíblemente peligroso.

Las presentaciones de nalgas del bebé durante el trabajo de parto a menudo resultaron fatales tanto para la madre como para el niño. El trabajo de parto podría durar varios días y algunas mujeres finalmente murieron de agotamiento. Si bien se conocían las cesáreas, eran inusuales excepto cuando la madre del bebé ya estaba muerta o muriendo, y no necesariamente tuvieron éxito.

Las parteras, en lugar de médicos capacitados, solían atender a las mujeres embarazadas. Ayudaron a la futura madre durante el trabajo de parto y, si era necesario, pudieron realizar bautismos de emergencia en bebés en peligro de muerte. La mayoría no había recibido capacitación formal, pero se basó en la experiencia práctica obtenida durante años de dar a luz a bebés.

Las nuevas madres pueden sobrevivir al trabajo de parto, pero pueden morir a causa de diversas infecciones y complicaciones posnatales. El equipo era muy básico y la intervención manual era común. El estatus no fue una barrera para estos problemas, incluso Jane Seymour, la tercera esposa de Enrique VIII, murió poco después de dar a luz al futuro Eduardo VI en 1537.

Infancia y niñez

La infancia fue particularmente peligrosa durante la Edad Media: la mortalidad era terriblemente alta. Basándose únicamente en los registros escritos sobrevivientes, los académicos han estimado que entre el 20 y el 30 por ciento de los niños menores de siete años murieron, pero la cifra real es casi con certeza más alta.

Los bebés y los niños menores de siete años eran particularmente vulnerables a los efectos de la desnutrición, las enfermedades y diversas infecciones. Pueden morir debido a la viruela, la tos ferina, accidentes, sarampión, tuberculosis, influenza, infecciones intestinales o estomacales y mucho más. La mayoría de los afectados por la peste también eran niños. Tampoco, con la desnutrición crónica, la leche materna de las madres medievales tenía la misma inmunidad y otros beneficios de la leche materna en la actualidad.

Nacer en una familia rica o de estatus tampoco garantizaba una larga vida. Sabemos que en las familias ducales de Inglaterra entre 1330 y 1479, por ejemplo, un tercio de los niños murió antes de los cinco años.

Mal tiempo

La gran mayoría de la población medieval era más rural que urbana, y el clima era de suma importancia para quienes trabajaban o dependían de la tierra. Pero además de poner en peligro los medios de vida, el mal tiempo podría matar.

El mal tiempo constante podría provocar problemas para sembrar y cultivar y, en última instancia, la pérdida de la cosecha. Si los veranos fueran húmedos y fríos, la cosecha de cereales podría destruirse. Este era un problema importante, ya que los cereales eran la principal fuente de alimento para la mayoría de la población.

Con menos de esto a la mano, se producirían varios problemas, incluida la escasez de granos, la gente comiendo granos inferiores y la inflación, lo que resultó en hambre, inanición, enfermedades y tasas de mortalidad más altas.

Este fue especialmente el caso desde el siglo XIV hasta el siglo XVI, cuando la capa de hielo creció. Para 1550, se había producido una expansión de los glaciares en todo el mundo. Esto significó que las personas enfrentaron los efectos devastadores del clima que era más frío y más húmedo.

Por lo tanto, los hombres y mujeres medievales estaban ansiosos por asegurarse de que las condiciones climáticas se mantuvieran favorables. En Europa, existían rituales para arar, sembrar semillas y recoger cosechas, así como oraciones especiales, encantamientos, servicios y procesiones para asegurar el buen tiempo y la fertilidad de los campos. Se pensaba que algunos santos protegían contra las heladas (San Servais), tenían poder sobre el viento (San Clemente) o la lluvia y las sequías (San Elías / Elías) y, en general, se creía que el poder de los santos y la Virgen María protegían contra tormentas y relámpagos.

La gente también creía que el clima no era simplemente un hecho natural. El mal tiempo puede ser causado por el comportamiento de personas malvadas, como el asesinato, el pecado, el incesto o las disputas familiares. También podría estar relacionado con brujas y hechiceros, que se pensaba que controlaban el clima y destruían los cultivos. Podrían, según un infame tratado sobre brujas: el Malleus Maleficarum, publicado en 1486 - vuelan por el aire y provocan tormentas (incluidas granizadas y tempestades), levantan vientos y provocan relámpagos que podrían matar a personas y animales.

Violencia

Ya sea como testigos, víctimas o perpetradores, las personas desde los rangos más altos de la sociedad hasta los más bajos experimentaron la violencia como un peligro omnipresente en la vida diaria.

La violencia medieval adoptó muchas formas. La violencia callejera y las peleas en las tabernas no eran infrecuentes. Los vasallos también podrían rebelarse contra sus señores. Del mismo modo, los disturbios urbanos también llevaron a levantamientos, por ejemplo, la prolongada rebelión de los campesinos en Flandes de 1323-1328, o la Revuelta de los campesinos de 1381 en Inglaterra.

Los registros medievales también demuestran la presencia de otros tipos de violencia: la violación, el asalto y el asesinato no eran infrecuentes, ni el homicidio accidental. Un ejemplo es el caso de Maud Fras, quien fue golpeada en la cabeza y asesinada por una gran piedra que cayó accidentalmente sobre su cabeza en el castillo de Montgomery en Gales en 1288.

Las enemistades de sangre entre familias que se extendieron a lo largo de generaciones fueron muy evidentes. Así fue lo que conocemos hoy como violencia doméstica. Las disputas locales o regionales sobre la tierra, el dinero u otras cuestiones también podrían dar lugar a un derramamiento de sangre, al igual que el ejercicio de la justicia. En ocasiones, la inocencia o la culpa en los juicios se decidían mediante pruebas de combate (duelos a muerte). En el País de Gales medieval, los rivales políticos o dinásticos podían ser cegados, asesinados o castrados por los nobles galeses para consolidar sus posiciones.

Los asesinatos y otros actos de violencia en la guerra también fueron omnipresentes, desde guerras regionales más pequeñas hasta cruzadas a gran escala de fines del siglo XI, libradas por muchos países a la vez. El número de muertos en la batalla podría ser alto: el choque más mortífero de la Guerra de las Rosas, la batalla de Towton (1461), cobró entre 9.000 y 30.000 vidas, según informes contemporáneos.

Herejía

También podría ser peligroso no estar de acuerdo. Las personas que tenían opiniones teológicas o religiosas que se creía que iban en contra de las enseñanzas de la iglesia cristiana eran vistas como herejes en la Europa cristiana medieval. Estos grupos incluían judíos, musulmanes y cristianos medievales cuyas creencias se consideraban poco ortodoxas, como los cátaros.

Reyes, misioneros, cruzados, comerciantes y otros, especialmente desde finales del siglo XI, buscaron asegurar la victoria de la cristiandad en el mundo mediterráneo. La Primera Cruzada (1096-1099) tenía como objetivo capturar Jerusalén, y finalmente lo hizo en 1099. Sin embargo, la ciudad pronto se perdió y hubo que lanzar más cruzadas en un intento por recuperarla.

Los judíos y musulmanes también sufrieron persecución, expulsión y muerte en la Europa cristiana. En Inglaterra, el antisemitismo resultó en masacres de judíos en York y Londres a fines del siglo XII, y Eduardo I desterró a todos los judíos de Inglaterra en 1290; solo se les permitió regresar a mediados del siglo XVII.

A partir del siglo VIII también se intenta recuperar Iberia del dominio musulmán, pero no es hasta 1492 que se reconquista toda la península. Esto fue parte de un intento en España de establecer una fe cristiana única y unida y reprimir la herejía, que implicó el establecimiento de la Inquisición española en 1478. Como resultado, los judíos fueron expulsados ​​de España en 1492 y a los musulmanes solo se les permitió quedarse si se convirtieran al cristianismo.

También se libraron guerras santas contra cristianos que eran ampliamente considerados herejes. La Cruzada contra los albigenses se dirigió a los cátaros (con base principalmente en el sur de Francia) de 1209 a 29 - y se produjeron masacres y más inquisiciones y ejecuciones a finales de los siglos XIII y XIV.

Caza

La caza era un pasatiempo importante para la realeza medieval y la aristocracia, y la habilidad en el deporte era muy admirada. Se registró que el emperador Carlomagno disfrutaba mucho de la caza a principios del siglo IX, y en Inglaterra, Guillermo el Conquistador buscó establecer bosques reales donde pudiera entregarse a su amor por la caza. Pero la caza no estaba exenta de riesgos.

Los cazadores podrían resultar heridos o muertos fácilmente en accidentes. Pueden caerse de su caballo, ser atravesados ​​por una flecha, mutilados por cuernos de ciervo o colmillos de jabalí, o atacados por osos.

El estatus ciertamente no garantizaba la seguridad. Existen muchos ejemplos de reyes y nobles que tuvieron un final trágico como resultado de la caza. The Byzantine emperor Basil I died in 886 after apparently having his belt impaled on the horns of a stag and being dragged more than 15 miles before being freed.

In 1100, King William II (William Rufus) was famously killed by an arrow in a supposed hunting accident in the New Forest. Likewise, in 1143, King Fulk of Jerusalem died in a hunting accident at Acre, when his horse stumbled and his head was crushed by his saddle.

Early or sudden death

Sudden or premature death was common in the medieval period. Most people died young, but death rates could vary based on factors like status, wealth, location (higher death rates are seen in urban settlements), and possibly gender. Adults died from various causes, including plague, tuberculosis, malnutrition, famine, warfare, sweating sickness and infections.

Wealth did not guarantee a long life. Surprisingly, well-fed monks did not necessarily live as long as some peasants. Peasants in the English manor of Halesowen might hope to reach the age of 50, but by contrast poor tenants in same manor could hope to live only about 40 years. Those of even lower status (cottagers) could live a mere 30 years.

By the second half of the 14th century, peasants there were living five to seven years longer than in the previous 50 years. However, the average life expectancy for ducal families in England between 1330 and 1479 generally was only 24 years for men and 33 for women. In Florence, laypeople in the late 1420s could expect to live only 28.5 years (men) and 29.5 years (women).

Dying a ‘good’ death was very important to medieval people, and was the subject of many books. People often worried about ‘sudden death’ (whether in battle, from natural causes, by execution, or an accident) and what would happen to those who died without time to prepare and receive the last rites. Written charms, for example, were thought to provide protection against sudden death – whether against death in battle, poison, lightning, fire, water, fever or other dangers.

Dr Katharine Olson is a lecturer in medieval and early modern history at Bangor University


Death Tolls

There are currently no reliable numbers concerning those who died in Justinian's Plague. There aren't even truly reliable numbers for population totals throughout the Mediterranean at this time. Contributing to the difficulty of determining the number of deaths from plague itself is the fact that food became scarce, thanks to the deaths of many people who grew it and transported it. Some died of starvation without ever experiencing a single plague symptom.

But even without hard and fast statistics, it is clear that the death rate was undeniably high. Procopius reported that as many as 10,000 people a day perished during the four months that the pestilence ravaged Constantinople. According to one traveler, John of Ephesus, Byzantium's capital city suffered greater numbers of dead than any other city. There were reportedly thousands of corpses littering the streets, a problem that was handled by having enormous pits dug across the Golden Horn to hold them. Although John stated that these pits held 70,000 bodies each, it still wasn't enough to hold all the dead. Corpses were placed in the towers of the city walls and left inside houses to rot.

The numbers are probably exaggerations, but even a fraction of the totals given would have severely affected the economy as well as the overall psychological state of the populace. Modern estimates — and they can only be estimates at this point — suggest that Constantinople lost from one-third to one-half its population. There were probably more than 10 million deaths throughout the Mediterranean, and possibly as many as 20 million, before the worst of the pandemic was through.


Baphomet? Was the Diabolical Demon Really Worshipped by Knights Templars

Tarot card depicting Baphomet, detail. ( wimage72 / Fotolia)

The earliest known reference to Baphomet can be traced back to a letter written by a French crusader in 1098. According to the crusader, the Muslims in the Holy Land called upon a certain ‘Baphometh’ prior to battle. It is commonly accepted today that this name is a corruption of Muhammad, the founder of Islam. European Christians at the time perceived Islam as the worship of Muhammad, which they considered idolatry.

The evolution of Baphomet continued in 1307, when the powerful Knights Templars were being suppressed in France. Some of the Templars admitted to worshipping an idol, it seems that their accounts were inconsistent. For instance, some claimed that the idol was the severed head of St. John the Baptist , whilst others claimed that it was the statue of a cat with three faces.

It was only in 1854 that Baphomet became the goat-headed figure that we are familiar with today. It was Eliphas Levi, a French ceremonial magician, who re-imagined Baphomet as a figure he called the ‘Sabbatic Goat’.

Levi’s Baphomet was adopted by the famed occultist, Aleister Crowley . It was Crowley who connected Baphomet with Satan and linked this icon with the idea of suppressed knowledge and secret worship. Thus, in opposition to traditional Christian thought, Crowley argued that Satan was not the enemy of mankind, but its ally.


Ancient and Medieval History

Take a quick look at the overview video for Ancient and Medieval History:

Ancient and Medieval History provides thorough coverage of world history from prehistory through the mid-1500s, with special Topic Centers on key eras, civilizations, and regions, including the ancient Near East, Egypt, Greece, and Rome ancient and medieval Africa, Asia, and the Americas and medieval Europe and the Islamic World. Each civilization’s history is brought to life through tablet/mobile-friendly videos and slideshows, primary sources, maps and graphs, timelines, suggested readings, and suggested search terms. All the Infobase history databases in a collection are fully cross-searchable.

Highlights:

  • Comprehensive Coverage: With Ancient and Medieval History, users can delve deep into their topics or examine different perspectives through event and topic entries, slideshows, primary sources, images, tablet/mobile-friendly videos, general and topic-specific timelines, biographies of key people, original maps and charts, and more.
  • Easy Access to Content: Featured content in Ancient and Medieval History is handpicked by our editors to inform research and provide guided entryways into the database, plus convenient links to key areas are at the top of every page.
  • Editorially Curated Topic Centers:Ancient and Medieval History features specially selected content—including articles, sharable slideshows, videos, primary sources, and more—that provides a study guide for a particular civilization or era.

Civilizations covered include:

    • Ancient and Medieval Africa: 5000 BCE–1500 CE
    • Ancient Egypt: 5000 BCE–650 CE
    • Ancient Near East: 4000 BCE–650 CE
    • Ancient Greece: 3300 BCE–30 BCE
    • Ancient and Medieval Asia: 3000 BCE–1600 CE
    • The Americas: 2000 BCE–1500 CE
    • Ancient Rome: 800 BCE–500 CE
    • Medieval Europe: 500 CE–1500 CE
    • Islamic World: 570 CE–1500 CE.
      • Origins of Human Society: Beginnings–4000 BCE
      • Early Civilizations: 4000–1000 BCE
      • Classical Traditions: 1000 BCE–300 CE
      • Expanding Zones of Exchange: 300–1000
      • Intensified Hemispheric Interactions: 1000–1450
      • Suggested Research Topics: Each Topic Center in Ancient and Medieval History includes handpicked selections showcasing the best resources for each topic—including in-depth overview essays—and providing guidance for research.
      • Primary Sources:Ancient and Medieval History includes hundreds of primary sources, many with introductions that provide context and background.
      • Videos, Images, Maps, and Slideshows:Ancient and Medieval History’s videos and original slideshows provide a fascinating visual introduction to key topics and themes.
      • Biographies: Under “Featured People,” Ancient and Medieval History includes helpful lists of notable archaeologists, notable ancient writers, famous Roman emperors, important pharaohs and queens of Egypt, great military leaders, popes, and famous philosophers. Each list includes dates of birth and death, a brief descriptor of the person’s achievements, and a link to relevant search results.
      • Themes in Ancient and Medieval History:Ancient and Medieval History’s Themes in Ancient History and Themes in Medieval History sections each explore 14 major themes across the entire era by region. Organized around critical subjects such as climate and geography, economy, government organization, migration and population movements, religion, and social organization, the essays trace the progress of medieval history across the world. These sections allow students to focus on a particular theme across the span of ancient and medieval world history. Discussion questions for each theme encourage students to think critically. This conceptual approach is especially helpful for students in honors-level history courses, who are encouraged to think about themes, or unifying threads, that drove historical change over time.
      • Overview Essays:Ancient and Medieval History includes substantial and thorough overview essays giving extensive background on relevant historical topics and eras.
      • Book Chapters: Chapters from authoritative print titles written by noted historians complement the thousands of encyclopedia entries, biographies, definitions, and other resources Ancient and Medieval History provides. Book chapters allow for original thinking and are ideal for an in-depth study of a topic.
      • Authoritative Source List:Ancient and Medieval History features a complete inventory, by type, of the extraordinary amount of expertly researched and written content in the database, including articles from a wealth of award-winning proprietary and distinguished print titles, primary sources, images, videos, timelines, and a list of contributors to the database—information researchers can trust.
      • Curriculum Tools: This section of Ancient and Medieval History features writing and research tips for students and educators, including:
        • Advice on analyzing and understanding editorial cartoons, primary sources, and online sources
        • Guides for presenting research, including avoiding plagiarism, citing sources, completing a primary source worksheet, summarizing articles, and writing research papers
        • Educator tools, including advice on preventing plagiarism and using editorial cartoons in class.

        Features:

        • Search by Common Core, national, state, provincial, International Baccalaureate Organization, C3 Framework for Social Studies, and College Board AP standards to find correlating articles
        • Convenient A-to-Z topic lists that can be filtered by Topic Center
        • Tag “clouds” for all content, linking to related material
        • Searchable timelines, including a detailed general timeline, updated monthly, plus civilization-specific timelines
        • Maps and graphs with descriptions
        • Real-time, searchable Reuters® newsfeed
        • Dynamic citations in MLA, Chicago, and Harvard formats, with EasyBib and NoodleTools export functionality
        • Read Aloud tool
        • Ability for users to set preferences for default language, citation format, number of search results, and standards set for correlations
        • Persistent record links
        • Search Assist technology
        • Searchable Support Center with valuable help materials, how-to tips, tutorials, and live help chat
        • Google Translate for 100+ languages.

        “…will be particularly useful for teachers and librarians to use as a teaching and research tool…useful to students in the middle and high school grades researching on this topic.”
        American Reference Books Annual

        “…[goes] into great depth…and feature[s] primary sources that are useful and often required for assignments.”
        Library Journal

        “…highly recommended for small and medium-sized public, academic, and school libraries…easy to use…extremely student-friendly.”
        Booklist

        “…very useful…a gorgeous update on an already superlative…database.”
        VOYA

        “…excellent, vast and comprehensive…highly recommend[ed]…”
        Reference Reviews

        “…comprehensive…the Topic Centers Index is an excellent forum for getting a feel for the content.”
        Library Journal

        encapsulates the classical and medieval world into one streamlined package…puts copious amounts of information at the click of a mouse…”
        Booklist


        Comments

        There was a medieval settlement assumed to be about 6 houses discovered that was abandoned in a field next to where I used to live a few years back assumed to have been because of the plague killed the inhabitants.
        In Clifton, Bristol there was a barrier built round a kind of refugee camp for people with symptoms and today, Clifton down, which is a big park, is where it used to be, and where all the bodies were buried ( from people not wanting to build over the dead).
        Now I understand why it's so big.


        Ver el vídeo: El gran engaño de la historia sobre la cuna de la civilización-- tendencias Gustavo Guerrero


Comentarios:

  1. Daemon

    Absolutamente de acuerdo contigo. Creo que es una excelente idea.

  2. Melwas

    Soy definitivo, lo siento, pero no podrías dar más información.

  3. Mikajar

    Que haríamos sin tu muy buena frase

  4. Renke

    la magnífica idea



Escribe un mensaje